fbpx

Regresa a lo que amas

Obtén más información sobre el reemplazo articular y las opciones de tratamiento.
null

Es el momento de volver a lo que amas. Pregunta a tu médico si la cirugía de reemplazo articular es lo más adecuado para ti.

Sabemos que someterse a una cirugía de reemplazo de cualquier articulación es una decisión importante

Te encuentras investigando y considerándolo minuciosamente. Después de todo, quieres obtener el mejor resultado. Nosotros también.

Nuestros recursos educativos están diseñados para entender mejor qué es la artritis y qué puedes esperar del proceso, desde la preparación antes de la cirugía hasta la recuperación.

Sabemos que someterse a una cirugía de reemplazo de cualquier articulación es una decisión importante

Te encuentras investigando y considerándolo minuciosamente. Después de todo, quieres obtener el mejor resultado. Nosotros también.

Nuestros recursos educativos están diseñados para entender mejor qué es la artritis y qué puedes esperar del proceso, desde la preparación antes de la cirugía hasta la recuperación.

La artritis es la causa número uno de los problemas articulares y discapacidad.

1
Aproximadamente, 50 millones de personas en Estados Unidos padecen esta enfermedad.
1
Cada año, un millón de nuevos pacientes son diagnosticados de artritis.

La artritis afecta a todo tiempo pacientes, sin tener en cuenta la edad, el sexo o la etnia.

Las personas jóvenes poseen un riesgo menor, pero aún así, constituyen la mitad de todas las personas afectadas.1

La razón número uno para el reemplazo articular es la osteoartritis. Otras indicaciones comunes incluyen la artritis reumatoide, la necrosis avascular, la cadera displásica o la fractura de la articulación.

Los síntomas pueden manifestar dolor, rigidez e hinchazón en o alrededor de las articulaciones que pueden afectar actividades cotidianas como caminar, subir escaleras e incluso dormir.

La artritis afecta a todo tiempo pacientes, sin tener en cuenta la edad, el sexo o la etnia.

Las personas jóvenes poseen un riesgo menor, pero aún así, constituyen la mitad de todas las personas afectadas.1

La razón número uno para el reemplazo articular es la osteoartritis. Otras indicaciones comunes incluyen la artritis reumatoide, la necrosis avascular, la cadera displásica o la fractura de la articulación.

Los síntomas pueden manifestar dolor, rigidez e hinchazón en o alrededor de las articulaciones que pueden afectar actividades cotidianas como caminar, subir escaleras e incluso dormir.

Posibles tratamientos

Tu médico puede recomendar una variedad de formas para controlar y reducir los síntomas de la artritis.
  • Calor directo aplicado a la zona
  • Cambios en el estilo de vida, como la pérdida de peso y/o el ejercicio físico
  • Prescripción de medicamentos por un profesional de la salud
  • Infiltraciones
  • Fisioterapia

Cuando estos tratamientos ya no son suficientes para mitigar el dolor, puede ser el momento de considerar la cirugía de reemplazo de la articulación enferma.

Posibles tratamientos

Tu médico puede recomendar una variedad de formas para controlar y reducir los síntomas de la artritis.
    • Calor directo aplicado a la zona
    • Cambios en el estilo de vida, como la pérdida de peso y/o el ejercicio físico
    • Prescripción de medicamentos por un profesional de la salud
    • Infiltraciones
    • Fisioterapia

    Cuando estos tratamientos ya no son suficientes para mitigar el dolor, puede ser el momento de considerar la cirugía de reemplazo de la articulación enferma.

Es el momento de volver a lo que amas. Pregunta a tu médico si la cirugía de reemplazo articular es lo más adecuado para ti.

Menu
X